FERMÍN SEÑO SITÚA LOS ORÍGENES DEL CORPUS DE HINOJOS EN EL SIGLO XVI, DOS SIGLOS ANTES DE LO QUE SE PENSABA.

Descargar Pdf

Licenciado en Antropología Social y Cultural y en Periodismo por la Hispalense, este investigador ha estudiado por primera vez esta peculiar fiesta del municipio hinojero desde un punto de visto histórico y etnográfico. Un trabajo que ha dado lugar a la publicación del libro 'Fiesta Sentida, fiesta vivida; el Corpus de Hinojos', donde resalta el valor de esta manifestación que comenzó a adornar sus calles con una arquitectura efímera vegetal única en Huelva a inicios del siglo XX.

Entrevista por Mari Paz Díaz, Huelva Buenas Noticias.

Hinojos se encuentra inmerso en la celebración del Corpus Christi. Una fiesta que, este año, se celebra hasta este domingo, 23 de junio, con una amplia programación que viene a complementar las actividades ya tradicionales de esta celebración. Una programación diseñada desde la Concejalía de Cultura y Festejos del Ayuntamiento de Hinojos, que apuesta por propuestas para todos los públicos.

Un programa que, junto a la parte lúdica y religiosa, ha querido contar esta edición con la presentación de un trabajo de investigación sobre esta fiesta tan destacada del municipio hinojero: el libro titulado Fiesta Sentida, fiesta vivida; el Corpus de Hinojos, del antropólogo social Fermín Seño Asensio. Un acto que ha tenido lugar este jueves, 20 de junio, en el auditorio de la Casa de la Cultura de Hinojos con muy acogida. Además, tras la presentación de la obra, tuvo lugar el estreno de la letra y música compuesta por Manuel Jesús López ‘Tachu’, e interpretada por el Grupo Lubricán, de la primera pieza musical que se dedica al Corpus de Hinojos.

Una investigación de Fermín Seño Asencio (Morón de la Frontera, Sevilla) que cuenta con un enorme interés, de ahí que en Huelva Buenas Noticias hayamos querido conocer con más detalle esta publicación realizada por este Licenciado en Antropología Social y Cultural y Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, siendo, en la actualidad, doctorando en el Programa de Patrimonio de la Universidad de Huelva. Y es que, tal y como nos cuenta, “desde que terminé la carrera hasta hoy me he especializado en el campo del patrimonio cultural. Hice el Master de Arquitectura y Patrimonio Histórico de la Universidad de Sevilla y también el Máster de Patrimonio Histórico Natural en la Universidad de Huelva, además de otros cursos en el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico”.

Una formación académica que le ha permitido desempeñar tareas en el ámbito profesional como consultor de patrimonio etnológico desde el año 2003 y como etnólogo provincial en la Delegación Territorial de la Consejería de Cultura en Huelva entre 2006 y 2012. Además, también ha participado en la elaboración del Estudio del Paisaje de la Industria Azucarera de la Vega de Granada, un proyecto realizado para el Instituto del Patrimonio Cultural de España, dentro del Plan Nacional de Patrimonio Industrial. En la actualidad, participa en el proyecto de investigación ‘Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Patrimonialización, Gestión y Buenas Prácticas’ del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica, de la Universidad de Huelva, del que es responsable la profesora Celeste Jiménez de Madariaga.

Una trayectoria que avala la relevancia de esta obra dedicada a estudiar el Corpus de Hinojos, donde destaca su importancia como modo de expresión y la transformación del espacio urbano en una arquitectura tan efímera, tal y como nos cuenta el propio Fermín Seño en esta entrevista.

-Fermín, ¿cómo y cuándo surge su interés por la investigación del Corpus de Hinojos?
-El interés surge en el año 2014 cuando el Ayuntamiento de Hinojos me contrata para elaborar la documentación técnica con objeto de inscribir en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz la Fiesta del Corpus. Realmente, el Corpus de Hinojos, hasta el momento, no se había investigado, es decir, no se había hecho trabajo de archivo, ni tampoco se conocían muchos detalles sobre las particularidades. Muchas eran las preguntas sin respuesta. No se sabía cuándo se databa, ni cómo se ornamentaba antiguamente. Así que planteé una investigación histórico-etnográfica para encarar la documentación técnica con información fiable, veraz, y rigurosa. Fueron varios meses de trabajo intensivo. El resultado fue una documentación que avaló los valores patrimoniales para la inscripción como Bien de Interés Cultural, como Actividad de Interés Etnológico. El libro se basa en los principales resultados de esa investigación.

-Ahora ha presentado el libro Fiesta Sentida, fiesta vivida; el Corpus de Hinojos. ¿Qué destacaría del mismo?
-El libro es una monografía de la fiesta del Corpus escrita por un antropólogo. Aporta conocimiento histórico y etnográfico de la fiesta en su contexto espacial, temporal y simbólico.Describe las particularidades del Corpus de Hinojos, al mismo tiempo que las contextualiza en un marco de comprensión amplio. En líneas generales, destacaría una visión de conjunto. El estudio del Corpus desde múltiples dimensiones, es decir, desde su dimensión histórica, social, estética, y simbólica. El libro pretende un planteamiento científico, al mismo tiempo que divulgador. El objetivo no es otro que el de transferir conocimiento a la sociedad en general. Dar a conocer el Corpus de Hinojos a todos los públicos. Quizá, para los vecinos, la parte que pueda resultar más interesante sea el capítulo histórico, porque es lo que comúnmente se desconoce de las fiestas. Hasta hace escasos años, el Corpus se remontaba al siglo XVIII, un dato que puede verse en la prensa escrita anterior a 2014. Con el libro aporto pruebas documentales de la datación de la fiesta en 1596 y la presencia del eucalipto en las calles hacia las primeras décadas del siglo XX.

-¿En qué se ha basado a la hora de recopilar estos datos?
-La investigación está basada en documentación de archivo, y en la experiencia de trabajo de campo etnográfico durante la fiesta en los años 2014 y 2018. Las fuentes de investigación documental remiten a los dos archivos locales: el Archivo Municipal de Hinojos y el Archivo de la Parroquia de Santiago. Para complementar algunos de los hallazgos documentales también hice consultas en el Archivo General del Arzobispado de Sevilla. Además de las fuentes documentales, la investigación se basa en fuentes orales, en entrevistas a diferentes personas que realizamos durante el trabajo de campo: trabajadores del ayuntamiento, representantes políticos, representantes de las hermandades, personas vinculadas a la parroquia y, sobre todo, vecinos y vecinas de Hinojos, que son los protagonistas indiscutibles de la fiesta.

-¿Qué acogida espera que tenga este interesante trabajo?
-Espero que en Hinojos lo acojan muy bien. Es un libro que está hecho con mucho cariño, pensando en toda la vecindad, con abundante material gráfico. Es un libro que se puede leer y se puede ver. Por otra parte, creo que puede ser de interés para distintos públicos y tipos de lector: para personas que no conozcan el Corpus y quieran obtener una panorámica de la fiesta; y también para investigadores, antropólogos, historiadores, historiadores del arte, etcétera, que tengan curiosidad en las particularidades y los procesos.

-Tras esta investigación, ¿qué importancia considera que tiene el Corpus de Hinojos?
-El Corpus es la fiesta que identifica al hinojero. Es una seña de identidad en una comarca donde existe una fuerte devoción rociera. El Corpus es la fiesta que une a todos. A todos los colectivos y hermandades. Desde cierto punto de vista podríamos considerarlo en el ámbito local como un ritual que iguala a colectivos, aunque implícitamente existan las diferencias. Pero más allá de las implicaciones identitarias que pueda tener, desde el punto de vista antropológico, la importancia del Corpus de Hinojos está en el modo de expresión. En la transformación del espacio urbano en una arquitectura efímera. Una construcción que es vegetal y que es manifestación de los vínculos forestales de la población. La costumbre de enramar para el Corpus se hace en muchos lugares, pero no como en Hinojos. Quizá el Corpus que más se le parezca sea el de Zahara de la Sierra, donde también se produce esta transformación del espacio y donde también son los vecinos los que participan en la elaboración de la construcción vegetal. Uno de los valores de esta arquitectura efímera es la experiencia sensorial que se desprende del conjunto y que empapa el ambiente con eucalipto, romero y plantas aromáticas. Durante la fiesta tienes la sensación de estar dentro de otro mundo. En el interior de un pueblo bosque.

-¿Algún proyecto de futuro?
-En enero terminé una investigación antropológica sobre la Marisma de Hinojos. Un trabajo que me ha llevado todo un año de trabajo en Hinojos y que espero vea la luz en un futuro muy próximo. En ello estoy.

-Para terminar: un mensaje a los hinojeros.
Que disfruten el libro y que sigan manteniendo la savia viva del bosque.

Próximos Eventos

  • Pleno Ordinario

    El jueves, 26 de noviembre de 2020, la Corporación Municipal celebra pleno de carácter ordinario.