SOMOS LO QUE SOÑAMOS Y, EN OCASIONES, ESTOS SUEÑOS SE CUMPLEN.

Descargar Pdf

Aún a día de hoy, a muchos se nos ponen los bellos de punta y los ojos llorosos al recordar el momento tan sumamente emotivo que se vivió el pasado 18 de febrero en el Santuario de Nuestra Señora del Rocío, cuando justo antes de finalizar la Misa Anual de la Hermandad de Hinojos, la Hermana Mayor de la pasada Romería le imponía la medalla al que, desde ese justo momento, sería el nuevo Hermano Mayor de la Romería 2018, D. Juan Antonio Maraver Naranjo.

El silencio que envolvía la Ermita mientras el Párroco del Santuario, Francisco Jesús Martín Sirgo, bendecía la nueva medalla, fue roto al instante por el eco de una ovación en forma de aplauso que parecía no tener fin por parte de todos los emocionados presentes.

Se cumplía un sueño… un sueño de toda una vida, y todos los que allí estaban lo sabían.

La Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Hinojos mira este año hacia la Romería con unos ojos llenos de ilusión, de emoción y de alegría aún más si cabe.

Todo el pueblo es conocedor de que ser el Hermano Mayor de su Hermandad de Hinojos era el sueño de Juan Antonio de toda su vida, y tanto los vecinos de Hinojos como los de Chucena, sangre que también corre en sus venas por parte de su familia paterna, han querido desde el primer instante unirse a ese sueño para vivirlo y disfrutarlo junto a él.

Nos sentimos inmensamente felices y orgullosos de que sea él quien represente a nuestra Hermandad. El amor que le profesa a La Virgen del Rocío, nos enseña el convencimiento pleno de que este amor todo lo puede, y nos está haciendo comprobar como admiradores desde primera fila, que el sentimiento puro y limpio y la manifestación de éste, no necesita siquiera muchas palabras, sino gestos como los que él tiene con su Hermandad y su Virgen, y esos vivas que lanza al viento desde lo más profundo de su alma, y que contagian inevitablemente de ese amor a todo el que está a su lado.

Si algo sumamente importante celebra este año nuestra Hermandad, es el sincero agradecimiento a Juan Antonio por conectarnos con la parte más sensible, sencilla y humana del sentir Rociero, y así lo viviremos sabiendo que será un Rocío que quedará para siempre en nuestra memoria y en nuestros corazones. 

 Hemos arrancado motores con la Asamblea General previa a la Romería, celebrada el pasado 20 de abril, y antesala de todos los preparativos previos a la celebración del Rocío.

A la siguiente semana tuvieron lugar los Cultos de la Hermandad en la Iglesia Parroquial Santiago Apóstol, iniciados con el Solemne Triduo que se ha celebrado los días 25,26 y 27 de abril. Durante la primera jornada, la recién electa Junta de Gobierno de la Hermandad tomó posesión de su cargo y su compromiso para con ésta durante los próximos cuatro años. Una Junta que posee el equilibrio de hermanos ya experimentados, que han formado parte de juntas de gobierno anteriores, y hermanos que han hecho su juramento por vez primera, y que compensan esa falta de experiencia con su ilusión, su sabia nueva y sus ganas de aprender y trabajar.

El sábado 29, tuvo lugar la Santa Misa de Protestación de Fe, precedente del Pregón, honor que este año ha recaído en manos de D. Fernando Gutiérrez Vallejo, cuñado del Hermano Mayor, y que desde los primeros versos consiguió arrancar las lágrimas y los aplausos de todos los asistentes, con palabras cargadas de sencillez, ternura, amor y verdad, y una emotividad que nos encogió el corazón a todos, sobre todo en cada verso dedicado a Juan Antonio.

Posteriormente y acompañados por una leve lluvia, se procedió al tradicional Traslado de nuestro Bendito Simpecado a casa del Hermano Mayor para la celebración de la Novena, transcurrida entre los días 30 de abril y 8 de mayo, jornada ésta última en la que hicimos el Traslado de regreso a la Iglesia Parroquial.

Ahora andamos deshojando llenos de nervios e ilusiones los días que faltan para la salida de nuestra Hermandad hacia los pies de la Blanca Paloma, que será el próximo jueves 17 de mayo.

Madrugaremos rebosantes de alegría para escuchar la Misa de Romeros en la Parroquia a las 8 de la mañana, oficiada por nuestro Padre Espiritual y Cura Párroco, Rvdo. D. Justino Espuela Muñoz, y cantada por el Coro Rociero de Hinojos.

Finalizada la Misa, nuestra “Carreta de Palos Azul y Blanca” como dice la sevillana, se hará altar del Bendito Simpecado, recorriendo las calles del pueblo y llevándose los suspiros, las plegarias y las promesas de los que este año no podrán ir…

Sobre las 10:30 horas enfilaremos el camino desde La Venta de Los Pinos, acompañados por numerosos peregrinos a pie que echarán a andar detrás de la Carreta, adornando los caminos con miles de sevillanas dedicadas a La Virgen.

Tras seguro, un día inolvidable, llegaremos al Puente del Ajolí alrededor de las 21:00 horas, especial y emotivo momento éste, previo a la culminación de un sueño: Pisar las arenas de la Aldea y llegar a nuestra Casa Hermandad. Allí lloraremos, nos abrazaremos, nuestros corazones se inundarán de sensaciones que, como se suele decir, no se pueden explicar con palabras, e iremos a darle las gracias, siempre las gracias a La Señora, por estar junto a Ella y vivir la Romería un año más.

Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Hinojos.

Próximos Eventos