Vuelo de palomas para reivindicar la Paz en el Mundo

Descargar Pdf

En las puertas del Ayuntamiento de Hinojos se han reunido más de 300 personas, entre los alumnos de infantil y primaria, sus respectivos maestros y familiares.

 

Con motivo del aniversario de la muerte de Mahatma Gandhi los centros educativos han vuelto a conmemorar una cultura de no violencia y paz y, concretamente, el CEIP Marisma de Hinojos ha desfilado por las calles más céntricas de la localidad con pancartas y signos de paz, una marcha encabezada por los padres del AMPA que se ha parado en la Plaza de España.

En las puertas del Ayuntamiento de Hinojos, se han reunido más de 300 personas, entre los alumnos de infantil y primaria, sus respectivos maestros y familiares. Aquí  esperaba el alcalde del municipio, Miguel A. Curiel Reinoso, encargado de presidir el acto junto al director del centro, Antonio Cabello.

Ambos han leído un manifiesto a favor de la educación a favor de la tolerancia, la solidaridad, la concordancia y el respeto a los derechos humanos.

El edil hinojero asegura “obligatoriamente tenemos que educar en solidaridad, transigencia y paz, no se puede educar a espaldas de estos valores fundamentales para el buen desarrollo de nuestra sociedad”; en este sentido Miguel A. Curiel se ha dirigido a todos los niños y niñas “sois la sociedad del siglo XXI y sois vosotros los que tenéis que trabajar y luchar para que este planeta alcance la armonía y paz entre todos los pueblos, porque debe de llegar el día en el que no existan las fronteras ni los filtros que excluyan a ningún tipo de persona”.  

Por su parte, el director del centro, ha insistido en la resolución de los conflictos a través del diálogo, en el rechazo de la violencia de género en cualquiera de sus manifestaciones y una educación sin adiestramiento.

El alumnado ha interpretado distintas coreográficas con la música, la letra y la sensibilidad de artistas españoles como Alejandro Sanz y Manuel Carrasco, entre otros, una manera de concienciar a los menores e incentivarlos a vivir sin violencia.

Como cada año, el acto ha finalizado con un minuto de silencio y una suelta de palomas para reinvindicar la paz en el mundo.